9 de febrero de 2012

¿Puedo jugar mejor al parchís?

Si eres un jugador de Ludoteka, es muy posible que de una u otra manera te hayas hecho esta pregunta. Yo pienso que sí, que siempre podemos jugar algo mejor al parchís, aunque tampoco tenga demasiado claro como conseguirlo. En este artículo explico los motivos por los que lo pienso.

El parchís es un juego serio

En primer lugar, me llama la atención la escasa información sobre el tema: ningún libro publicado sobre el parchís, y muy escasos y sencillos artículos publicados en internet. Parece que nadie lo ha tomado en serio, y se me ocurren varios motivos: el parchís es considerado como un simple juego familiar en el que ganar o perder es cuestión de suerte y no tiene importancia (precisamente se suele decir que alguien no quiere perder ni al parchís para indicar que su competitividad es excesiva), y casi nunca se apuesta dinero; también es cierto que en España apenas se publican libros sobre juegos tradicionales (cartas, dominó,...), lo cual contrasta con la gran cantidad de libros publicados sobre juegos muy populares en el mundo anglosajón, como el poker y el backgammon, normalmente asociados a las apuestas, y en los que se asume que para llegar a dominarlos es preciso un largo aprendizaje. Pero la experiencia en Ludoteka nos demuestra que hay muchos jugadores que se toman el parchís muy en serio, y sobre todo, que hay motivos para pensar que los criterios que los jugadores emplean a la hora de tomar la decisión de qué ficha mover pueden ser muy diversos, que en algunos casos es realmente complejo averiguar cuales de esos criterios son los más adecuados, y que éstos influyen decisivamente para tener una mayor probabilidad de vencer en cada partida.

¿Qué parchís jugar?

El parchís puede ser muy diferente según sea jugado individualmente o por equipos, y según el tamaño del tablero. También es muy diferente jugar con calma y jugar con muy poco tiempo de respuesta. En concreto:
  • Jugar con muy poco tiempo favorece a quien es capaz de alcanzar un alto grado de concentración, manteniendo el control de una situación continuamente cambiante, y a quien tiene muy bien interiorizada la ubicación en el espacio del tablero, por ejemplo conociendo a la perfección las distancias entre las casillas. En mi caso me suelo manejar peor en este tipo de partidas, ya que soy un poco cortico de reflejos, y en algunas ocasiones he acabado totalmente desarbolado, observando como me comían varias fichas sin haberme dado cuenta de que estaban en riesgo.
  • Por el contrario, jugar con tiempo para pensar favorece a quienes tienen los mejores criterios para decidir la manera de distribuir las fichas sobre el tablero, y calcular los posibles riesgos o ventajas que puede proporcionar más adelante cada posible movimiento.
  • Cuanto mayor es la cantidad de fichas que cada jugador tiene para jugar, y más larga es la partida, el juego tiende a ser más estratégico, de modo que el posicionamiento de las fichas adquiere mayor importancia.
  • Jugar por equipos es muy diferente de hacerlo individualmente. Según mi propia experiencia, las estrategias que funcionan bien en una modalidad pueden ser catastróficas en la otra, y en el caso del juego por equipos es bastante importante conocer a los compañeros para entender sus criterios a la hora de mover las fichas.
Elegir la modalidad que más se ajuste a tus propias características o experiencia no significa que aprenderás a jugar mejor, pero sí que tus resultados serán en general algo mejores.

Consejos tácticos

Los consejos que doy a continuación son simplemente de sentido común, se refieren en general a automatismos que se van cogiendo con la experiencia en el juego, y resultan aplicables en cualquier modalidad:
  • Aprende bien las distancias entre las casillas según la distribución del tablero, de modo que no necesites mirar la numeración de las casillas.
  • Si es posible, mantén las fichas en los seguros; en caso de tener que mover fuera de seguro, hazlo con las fichas que tienen por delante espacio libre de amenazas.
  • Diversifica los objetivos para diferentes números de dado, es decir, intenta en la medida de lo posible que el número óptimo sea diferente para cada una de tus fichas en la próxima tirada.
  • Reduce los riesgos repitiendo los números óptimos para tu rival. Por ejemplo, si tienes fichas en riesgo de ser capturadas y no puedes ponerlas a salvo, intenta que queden a una distancia de un número que tu rival podría usar también óptimamente con otra ficha diferente a la que te amenaza.
  • Fíjate siempre si hay fichas de cada uno de los colores (tanto tuyos como del rival) en casa, para saber si habrá que contar 6 ó 7.
  • Si tienes fichas en casa, libera la casilla de salida para aprovechar tu próximo 5. Es muy importante mantener el máximo número posible de fichas en juego para poder elegir la jugada más adecuada.
  • Cuando saques un segundo 6, si es posible introduce una casilla en el pasillo final, para evitar el riesgo de que quede capturada por un tercer seis.
  • No te precipites en completar el recorrido con ninguna ficha mientras queda mucha partida por delante. Salvo que sea preciso para evitar riesgos o puedas sacar un buen provecho de avanzar 10 casillas, es preferible reservar esta opción para el tramo final de la partida.
  • Ten cuidado con las fichas que quedan a tiro de 10 ó 20. Muchas veces la amenaza pasa desapercibida por la distancia. Emplea también estas distancias para amenazar la posición del rival.
  • Observa la situación global de la partida. Si llevas ventaja, es mejor jugar de manera más conservadora; por el contrario, si estás en desventaja, debes atacar las fichas rivales más inseguras, asumiendo el riesgo preciso.

El Parchís individual de 4 colores

Esta es mi modalidad favorita, y la única en la que me atrevo a dar algunos consejos específicos sobre estrategia, en concreto sobre el posicionamiento de las fichas, que me suelen dar buenos resultados:

  • Como norma básica, intenta mantener el máximo número posible de fichas en juego.
  • No te precipites en meter las fichas en el pasillo final. Cada ficha es menos útil cuanto menos espacio le queda para avanzar. En todo caso, sí conviene mantener alguna ficha a tiro de la casilla final para utilizarla como amenaza de captura con una avance de 10 casillas.
  • No metas fichas en la casilla final antes de entrar en la fase final de la partida, salvo que puedas sacar un gran rendimiento al 10 o no te quede otro remedio. Hasta esa fase final, una ficha que acaba no es un paso adelante hacia la victoria, sino una alternativa menos que puede ser un lastre durante el resto de la partida.
  • En caso de duda, avanza con la ficha más retrasada entre las que valoras como posibles.
  • No persigas, espera. Si distribuyes las fichas a lo largo del recorrido y esperas a que tu rival reduzca sus opciones de juego, es muy posible que se vea en la obligación de poner en riesgo sus fichas pasando continuamente entre las tuyas.
  • No apelotones tus fichas. El hecho de que se encuentren cerca entre sí permite que unas actúen como protección de otras frente a posibles ataques del rival, pero si se encuentran demasiado juntas reduces tus opciones de juego y dejas otras zonas demasiado libres para que las fichas rivales circulen con libertad.
  • Si tienes tiempo, párate a mirar con frecuencia la situación global, para decidir las fichas que posiblemente convendrá mover durante los próximos movimientos.
  • No abuses de las barreras. En todo caso, es necesario que seas capaz de leer muy bien la situación del tablero y anticiparte a lo que puede ocurrir cuando se produce una situación de bloqueo con varias barreras. Yo suelo evitarlas sistemáticamente en las fases iniciales de la partida porque casi siempre salgo mal parado de las situaciones de bloqueo, realmente no he aprendido a jugar bien en estos casos.
  • Ponte en el lugar de tu rival y piensa qué fichas le conviene mover. Esto te ayudará a decidir la estrategia a seguir.

El parchís por parejas

Sobre el parchís por parejas no me atrevo a dar consejos, sobre todo porque se me da fatal. Según mi experiencia y algunos datos estadísticos obtenidos a partir de partidas disputadas en Ludoteka, he llegado a las siguientes conclusiones:
  • Los consejos que he dado sobre posicionamiento de las fichas en el parchís individual sirven de muy poco en el parchís por parejas. Las pocas veces que he jugado, mi tendencia a jugar con esos criterios me ha llevado a ganar menos partidas que  enemigos entre quienes han tenido la desgracia de tenerme como compañero. Los consejos tácticos globales son en este caso más valiosos.
  • Las parejas estables funcionan mejor: no he obtenido estadísticas al respecto, pero sí he observado varias veces que entre los jugadores que encabezan el ranking y entre los ganadores de torneos es mayor la proporción de jugadores que suelen jugar habitualmente con determinados jugadores como pareja. Hay varios motivos que lo explican: posiblemente ambos se guían por los mismos criterios y por tanto entienden las jugadas del compañero, se reducen los frecuentes conflictos por incompresión de las jugadas del compañero, y normalmente ya tienen un código para comunicarse rápidamente durante el transcurso de la partida.
  • La pareja que juega con un solo color juega con ventaja: los momentos en que todas las fichas de un jugador están fuera de juego, y es preciso mover las fichas del compañero, son los más adecuados para lanzarse al ataque de fichas rivales o escapar, ya que la velocidad de avance se duplica.
  • Es especialmente importante finalizar con un color: el 81% de las partidas disputadas en Ludoteka finaliza con victoria de la pareja del primer jugador que logra finalizar el recorrido con sus 4 fichas. Si además esto lo consigue antes de que la partida entre en su fase final, el avance de las fichas de su compañero suele resultar imparable. Por este motivo, es importante tener claros los criterios para saber si capturar una ficha del compañero resultará o no ventajoso.
  • En general hay una menor correlación entre la puntuación de los jugadores y la proporción de victorias en el caso del parchís por parejas respecto al parchís individual. Esto se puede interpretar como que en este caso la suerte influye más, seguramente por el hecho de que los jugadores disponen casi siempre de un menor número de fichas entre las que elegir cual mover.

El parchís de 6 colores

Carezco de experiencia jugando al parchís en tablero de 6 colores (prefiero no jugar partidas tan prolongadas), y por tanto no me atrevo a opinar sobre la estrategia más adecuada en esta modalidad. Haré simplemente algunos comentarios:
  • Cabe suponer que los criterios de juego más efectivos deberían ser los mismos que en el parchís de 4 colores.
  • La forma del tablero tiene gran importancia. Si estás acostumbrado a jugar en tablero de 4 colores, debes asumir que necesitarás un tiempo para familiarizarte con las distancias y las ubicaciones en el tablero de 6.
  • Del mismo modo que en el juego individual la correlación entre puntuación más alta y mayor porcentaje de victorias es mayor que en el juego por equipos, también dicha correlación es mayor cuanto mayor es el tablero de juego. Es decir, es bastante más probable que gane quien mejor juega.
  • Me llamó especialmente la atención que determinados jugadores (creo que no más de 2 ó 3 personas diferentes) fueron capaces de desarrollar una estrategia prácticamente invencible jugando individualmente en el tablero de 6 colores (del orden del 98% de victorias), valiéndose de un eficaz manejo de las barreras. Tuve la ocasión de sufrir una humillante derrota por parte de una de estas personas; posteriormente me explicó amablemente cómo lo hacía, y pude comprobar lo elaborada que era su estrategia.

Estadísticas

He realizado una estadística en base a las partidas disputadas en Ludoteka durante el presente año, para cuantificar la medida en la que la suerte es importante frente a la mayor experiencia o habilidad de los jugadores en cada modalidad del parchís.
El primer valor indica el porcentaje de victorias obtenido por el jugador o equipo que tiene mayor puntuación; el segundo porcentaje indica lo mismo, pero limitando la estadística a los casos en los que la diferencia de puntuación (o media de puntuaciones de los jugadores del equipo) ronda los 1000 puntos.
El resultado es el siguiente:
  • Individual 4 colores: 56,6% y 61,9%
  • Individual 6 colores: 59,2% y 64,7%
  • Por parejas (4 col): 52,7% y 57,5%
  • Por tríos (6 colores): 54,6% y 60,2%
Estos datos se podrían interpretar así: partiendo de la base de que la suerte, estadísticamente, perjudica o beneficia por igual a los dos bandos, el mejor de ambos ganaría el 50% de las partidas en las que la suerte ha caído más a su favor, pero precisamente por ser mejor es capaz además de rascar un 11,9% más de victorias entre el 50% de partidas en las que la suerte ha beneficiado más al rival (en el caso del parchís individual de 4 colores y cuando la diferencia de puntuaciones ronda los 1000 puntos).

Para acabar: sí, podemos jugar mejor al parchís

Aplicando las estrategias que he explicado alcancé hace casi un año los 4000 puntos en el parchís individual. A partir de ahí no progresé más, y creo que me resultaría muy difícil mejorar mi nivel por dos motivos: por un lado, me encuentro con muchos jugadores que me superan claramente en cuanto a capacidad de concentración, mientras que yo suelo cometer algunos errores por despistes; por otro lado estoy seguro de que se me escapan aspectos de estrategia que otros jugadores saben aplicar mejor. En cuanto a capacidad de concentración todos tenemos un límite, y llega un momento en que practicar más no ayuda, pero seguro que en cuanto a estrategia todos podemos aprender algo más.
¿Quieres compartir tus secretos?

8 comentarios:

Tomykx dijo...

Yo casi nunca gano en el parchís, lo mas que tuve fueron 1300 puntos :( siempre juego al 4 en raya que tengo más.

Voy a jugar al parchis ahora, ya que tengo Ludo+ porque puse un credito por accidente :D

Francisco Gutiérrez Ruiz dijo...

Como en el post siguiente dicen esto: "No tendremos inconveniente en publicar sugerencias y críticas negativas, siempre que reúnan las condiciones anteriormente mencionadas; nadie es tan consciente como yo de la gran cantidad de mejoras que se pueden realizar en Ludoteka, y precisamente nos interesa conocer la opinión de los jugadores para decidir cuales de esas mejoras son más prioritarias, y por supuesto que nos descubran aquellos fallos o ideas que se nos han pasado por alto." me animo a comentar lo que muchos jugadores piensan sobre el parchís en ludoteka. Es de dominio común que el dado está programado de forma bastante rara. No parece que siga un ritmo verdaderamente aleatorio según lo haría un dado en la realidad. Deberían comprobarlo porque muchos jugadores ya parten de la premisa de que, si tiene muchos menos puntos que tu rival, el dado le va a favorecer a él indiscutiblemente y eso aleja a muchos jugadores del parchís de Ludoteka

Juan dijo...

Básicamente este comentario no reúne las condiciones para ser publicado, pero entiendo que tal vez es preciso deshacer el malentendido.
El dado sí es aleatorio, no hay posible error al respecto, esto ya está explicado en la página web, y es fácilmente deducible que los jugadores que tienen muchos más puntos ganan por jugar mejor, no por que el dado les favorezca más.
Sí es cierto que muchos jugadores desisten de seguir jugando porque encuentran difícil incrementar su puntuación, lo cual es lógico y ocurre en cualquier ámbito. Tal como indicaba en el artículo, yo mismo apenas he jugado al parchís por parejas porque gano más jugando individualmente. En todo caso escribí el artículo pensando en jugadores como yo mismo que, con ánimo competitivo, intentan buscar otras explicaciones diferentes al autocomplaciente "es ludo, que les favorece a ellos" al hecho de que su puntuación no alcance a la de otros jugadores.
En resumen, el comentario da por supuesta una mala intencionalidad por nuestra parte y no está relacionado con el artículo.
La puntuación y la suerte son temas que en general importan mucho a los jugadores, y seguramente trataré sobre ellos en próximos artículos.

mariba dijo...

Me gustaria hacer una petición respecto al parchis por parejas:
Cuando se esta disputando una partida y nuestro compañero abandona, bien sea porque vamos perdiendo, o porque ha perdido la conexión y tarda en conectarse, entonces es la máquina quien toma el control sobre sus fichas (a veces de manera desastrosa), no seria mejor solución que fuera tu compañero quien tuviera el control de sus fichas??
Si, ya se que esta disponible pedir la pausa, pero a veces tus rivales no la aceptan.
Creo que deberian estudiarse esa opción, supongo que más de uno estara de acuerdo conmigo.

Saludos desde Mallorca.

Gloria dijo...

Me ha parecido un artículo muy bueno y trabajado. Es cierto que se juega mejor por equipos con alguien fijo, pero cuando no lo tienes es una lotería disfrutar de la partida o salir enfadada. A ver si lo leen todos esos que no juegan sino poniendo barreras sin darse cuenta de que el otro equipo juega doble.
Por último, estoy de acuerdo con el comentario de mariba: el control de las fichas de alguien que se va lo debería tener su compañero.
Saludos desde Canarias.

Juan dijo...

El tema de las desconexiones o abandonos de las parejas es complejo de tratar. Básicamente, cuando se trata de un juego por parejas, no queda otra que aceptar lo que hace u ocurre a la pareja como si le ocurriese a uno mismo. Le hemos dado muchas vueltas y nos parece que el esquema de funcionamiento actual es bueno, yo creo que en todo caso lo óptimo sería que el robot juegue un poco mejor (esto es algo que tenemos pendiente) para mantener algo más de interés en la partida.
La posibilidad de que la pareja del jugador que se desconecta tome todo el control la tenemos totalmente descartada, porque en realidad sería demasiado ventajosa y seguramente daría lugar a toda clase de picarescas y conflictos (jugadores que se desconectarían para que uno sólo maneje todas las fichas, y sobre todo los frecuentes enfados entre parejas que irían acompañados de comentarios del tipo "lárgate y déjame jugar a mí, que tú no tienes ni idea y me estás haciendo perder").

Emilieta dijo...

Respecto a este tema, ha veces el robot juega muy bien, a veces, porque otras hace verdaderas barbaridades, pero bueno, después de todo no ocurre todos los días el que te deje tirado el compi.
Una cosa que quería consultar...
Observo en cada partida que cuando comes alguna ficha, la mayoría de jugadores desconectan y vuelven a conectar; según me han dicho, esto produce un cambio en el juego, es decir, vuelve la partida en favor del que ha desconectado ¿Esto es posible? porque hay jugadores que se la pasan desconectando a cada momento(por esta misma razón considero que no es cierto pero...)
¿Hay algo de cierto en ello? ¿Se puede cambiar así el curso de la partida? Porque si no es así, no entiendo como se pueden hacer trampas en ludoteka...
Saludos y gracias.

kenenisa dijo...

Lo del robot que juega mal es una solución de compromiso. Perjudica al desconectado, pero mantiene la partida viva porque puede volver o porque los demás prefieren continuarla.
En cuanto a lo desconectarse para que el dado favorezca, es una de las innumerables leyendas urbanas que se han ido extendiendo entre los jugadores en torno a la suerte en Ludoteka. Tal como ya se explica en la ayuda de la web, las tiradas de los dados no dependen del desarrollo ni de ninguna circunstancia en relación a la partida.